UN MILLÓN DE BOTELLAS POR MINUTO. El despilfarro de plástico es tan peligroso como el Cambio Climático


El consumo anual de botellas plásticas se proyecta a ser medio billón (500.000.000.000) para el año 2021, sobrepasando por lejos los esfuerzos de reciclaje y poniendo en riesgo océanos, costas y el medio ambiente.

Un millón de botellas plásticas son compradas alrededor del mundo cada minuto y dentro de 4 años ese número subirá un 20%, creando una crisis ambiental que algunos activistas predicen ser tan seria como el cambio climático.

La demanda equivalente a 20.000 botellas compradas cada segundo, se produce aparentemente por el insaciable deseo por agua embotellada, siendo China quien consume un cuarto del agua embotellada en el mundo.

Si pusiéramos todas esas botellas una sobre la otra, se extenderían a más de la mitad de la distancia que nos separa del Sol!
La mayoría de las botellas plásticas utilizadas para agua y bebidas están hechas de PET (Polietileno Tereftalato), el cual es altamente reciclable pero a medida que su consumo se eleva en el mundo, los esfuerzos por recolectar y reciclar las botellas para evitar la contaminación de los océanos, se ven sobrepasados.

Sólo durante el año 2016 se vendieron más de 480 mil millones, 300 mil millones más que hace 1 década atrás. Adicionalmente,
menos de la mitad de las botellas producidas en el año 2016 fueron recolectadas para reciclaje y sólo el 7% de esa recolección fue utilizada para producir nuevas botellas, en consecuencia, la mayoría de estas botellas terminaron enterradas o en los océanos.

Considerando que entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico llegan a los océanos cada año, las que son ingeridas por aves marinas, peces y otros seres que ahí habitan; se pronostica que para el año 2050 el océano contendrá, en masa, más plástico que peces, de acuerdo a la investigación realizada por la fundación Ellen MacArthur; por lo tanto el momento de actuar es “ahora”.

Expertos advierten que parte de este plástico ya ha encontrado camino hacia la cadena alimenticia humana. Científicos de la Universidad de Ghent en Bélgica, han calculado que la gente que consume mariscos ingiere 11.000 pequeñas partículas de plástico cada año. Otro estudio realizado por la Universidad de Plymouth reveló la presencia de plástico en un tercio de la pesca del Reino Unido.

La empresa Coca Cola produce 100 mil millones de botellas desechables cada año, de acuerdo a un análisis realizado por Greenpeace, luego que la compañía se rehusara a publicar su uso global de plástico. Las 6 compañías de bebidas más grandes de mundo sólo utilizan, de manera combinada, un 6,6% de plástico reciclado en sus nuevos envases.

Las botellas de plástico podrían ser de plástico 100% reciclado, conocido como RPET, pero las marcas son hostiles a la hora de usar RPET, debido a razones cosméticas, es decir, quieren botellas brillantes y claras como el cristal.

Hacer botellas con plástico 100% reciclado utiliza 75% menos de energía, que cuando se utiliza materia prima virgen, de acuerdo a la Federación Británica de Plásticos.

Lo que queda claro es que la industria de bebestibles necesita reducir su huella plástica y los consumidores debemos preferir el uso de envases retornables antes que los desechables y si no es posible, debemos reciclar cada uno de los plásticos que consumimos.

 

“Cambiar a una economía circular real para los plásticos es una gran oportunidad de cerrar este ciclo, ahorrar millones de dólares y disociar la producción de plásticos del consumo de fuentes fósiles” Ellen MacArthur.

Deja un comentario